24. Gaviotas

Sobre la fuente vuelan las gaviotas
Atormentado corazón:
entre las ramas secas de los árboles
te doy permiso para amar
contra el coloreado atardecer,
y para ser amado,
hermosas, del cielo y el mar,
te libero del abandono
nos acompañan tierra adentro
y los nervios encadenados.
para deshacer sus misterios.

gaviotas
Foto de Alex R. F. (Gaviotas)

 

Anuncios

23. Música

Notas del pentagrama, aún se alarga la noche
de frío amodorrada, las ruedas casi niegan
el camino habitado por pájaros hambrientos,
el aire se estira en silencio
hacia las copas de los árboles.
En un día gris convertida,
suena música por el hombre amado,
la piel sumisa olvida sus fronteras,
cadena de limpios abrazos,
un río dulce la vida sucede.

23. Música
Foto de Gisela Giardino  (Sing is Everywhere)

22. Monasterio

Trae la noche el velo negro,
velo negro de corazones
desprevenidos por el trueno,
ya cubre el rostro dolorido
de la estatua de sombra blanca:
es niebla su silueta frágil
sobre las piedras de azurita.

Se abre la vieja puerta,
óxidos y crujidos despiertan mi memoria.

No es que la noche fuera tormentosa,
ni que en el pórtico del monasterio
sentará su poder sobre las losas
el hombre vagabundo y su destino,
es que asomada a la ventana
con ojos empequeñecidos,
miraba hacia la luz ruidosa
de aquel letrero luminoso.

¡Cómo saber las horas
consumidas a la monotonía!
¡Cómo esconder los libros debajo de la cama
para que absorban la humedad!
¡Cómo repetir la oración
si no recordamos el pan!

Y ante tanta incerteza escalonada
¡cómo saber quien soy!

Monasterio
Monasterio de Sant Pere de Galligants, Girona (Fons fotogràfic Salvany, Biblioteca de Catalunya)

21. Te sueño

Van cayendo las hojas secas,
emergen setas de entre el musgo,
los enanos cubren la hiedra,
sobre la tierra húmeda, vida,
un poco te sueño dormida
un poco te sueño despierta.
Van pasando las estaciones
pero nunca llega la nuestra,
esa sedentaria viajera
junto a manos desconocidas,
a veces te sueño dormida
a veces te sueño despierta.

Te sueño
Eleder Jimenez Hermoso (Magia Natural)

 

20. Juicio

Como dejé abierta la ventana
se coló una ráfaga curiosa,
una acaracolada ola de viento,
el reloj parpadeó risueño
al ciclamen morado,
aún se mueve la luz amarillenta,
en una sala ondean dos banderas,
en otra sala el hombre espera inquieto
que su suerte también se mueva,
bosteza mi garganta,
a ras de suelo volaban las hojas
con una piedra blanca entretenidas,
ahora están los ciruelos en flor
y una jarra de porcelana

Juicio
Foto de Alejandra Vaca (Ventana)

pierde el asa al caer.

19. Adorable locura

Adorable locura las gaviotas,
los mirlos cantan melodiosamente,
la cruz cansada, flores,
un jarro de agua fresca, labios secos,
tierra estéril, un jarro de agua fresca.
El tú y el yo nos llevan: vamos hombre,
no me digas que seremos felices!.

Mi Dios me guía, mi Virgen me guarda,
mis pecados se enfrían
en montañas nevadas.

Adorable locura
Foto de Guadalupe Cervilla (Montañas de Asia desde un avión)

18. Solidaridad

A l’Escola Annexa Joan Puigbert

Es de dominio público,
en el patio, los niños blancos
dibujan con sus cuerpos
una paloma de la paz,
ellos se mueven, hablan y se ríen,
el ave permanece quieta y muda,
han escrito mensajes
a los habitantes del mundo,
deseos inspirados
en el sueño eterno del hombre,
aunque tal vez eterno sea el juego
de dejar escapar de entre sus manos
un centenar de globos
hacia la luz del cielo gris,
el silbato, ya es la hora,
las palabras vuelan y aplauden.

15. Mis latidos

Mis latidos están contados,
no aquellos que me quedan por vivir
que ciertamente no son míos,
sino los que he vivido ya,
los latidos pasados,
por eso me alejo del ruido
y añoro lo que no seré.
Mis noches son trozos de cielo,
anónimos y sinceros retales
encerrados en un armario,
cierro los ojos al calor
y cierro mi destino,
hace frío ya, un frío ciego
arrepentido de nacer.