Cinco

No hay frontera

No creas que no te quiere. No creas que aunque no te quiera te engaña. Estás tranquila y te viene a la mente una idea absurda que te envuelve como una niebla. Al cruzar la calle y verte en la misma acera que estabas, te extrañas.

Una caja

En un rincón había una caja llena de pétalos de rosa secos. Parecía inservible al hombre que la olvidaba en el trastero, pero cuando puso las manos sobre ella, el amor germinó y empapó las células de su piel, se introdujo en las células de su interior e hizo hervir el líquido que contenían; el vapor reconoció la esencia, se acercó a sus labios y besó su cuerpo a la luz de la luna.

Lágrimas

Lloras, pues llora, desnúdate en el lago rebosante de tus lágrimas, sumérgete y llora, cuanto más copiosamente, mejor.

el amor es el amor cinco
Fotografía de Diarnst (Autumn Flamingos)
Anuncios

26. Paz

Ven aquí, comeremos, beberemos,
esperaremos el conocimiento,
sobre nuestras espaldas caerán
las gotas de lluvia más tiernas
que nunca nos hayan mojado,
otras almas cercanas y nosotros
en silencio se reunirán
murmurando fuerte el vacío,
las olas blancas nos seducirán
y los gruesos besos de amor
en las lenguas se enredarán,
dominaremos nada,
nada nos detendrá,
mira que viento se origina
lujuria de los pensamientos
y después cuando hayas venido,
el mundo azul te será familiar
e incluso su silueta abrazarás
como parte de tus recuerdos.

Paz
Fotografía de Nick Fedele (Blueberry Leaf)

La silla

Curiosamente me levanté de la silla plenamente convencida de que tenía una importante misión que necesitaba hacerse realidad y la realidad fue que después de levantarme me picó un mosquito que tenía en la pierna y delicadamente la silla se burló de mí y no me quedó otro remedio que darle una patada.

La sillaLa silla
Fotografía de Carlos (Large on black)

 

22. Sonoro sueño

Sonoro sueño un sueño,
la vaca cargada de especias,
la nube blanca y arrugada
entre el mundo y el mundo;
tras la ventana frontera cerrada,
casi siempre mojada, abierta o sucia,
de este lado el hogar,
del otro la ciudad.
Sonoro sueño la ciudad es sueño,
ropa para lavar,
una cama deshecha,
el alegre sofá,
cercanos seres cacharros cercanos.
La soledad está presente
en la conversación del que anda
y me consta que el Invisible,
siempre espera la posibilidad
sin que nadie le lleve,
de ser tan valeroso
como el fiel Solitario.

Sonoro sueño
Fotografía de Nico Chiquillo (Piso)

 

21. Te sueño

Van cayendo las hojas secas,
emergen setas de entre el musgo,
los enanos cubren la hiedra,
sobre la tierra húmeda, vida,
un poco te sueño dormida
un poco te sueño despierta.
Van pasando las estaciones
pero nunca llega la nuestra,
esa sedentaria viajera
junto a manos desconocidas,
a veces te sueño dormida
a veces te sueño despierta.

Te sueño
Eleder Jimenez Hermoso (Magia Natural)

 

Fuego

El fuego quema los árboles y la maleza, resquebraja las piedras en trozos que caen rodando por la ladera, la ceniza es negra.
El fuego avanza con rapidez, el viento lo encabrita, ruge en torbellinos, arde con energía.
El humo se eleva a borbotones formando una densa nube oscura por donde difícilmente penetran los rayos del sol.
La luz anaranjada, acogedora y tenue es un intervalo en el largo verano.
La blanca paz se funde y desparrama olvidándose de los seres vivos en una imagen que recuerda la muerte, el desconcierto, la impotencia y la soledad ante la fuerza ilimitada de la naturaleza.

Fuego
Fotografía de Serge Saint (Sin título)

19. Amigos

Ellos somos un cuerpo digno,
como átomos en órbita cercana,
algo inestables,
algo turbulentos,
ruiseñores de un libro abierto
musicando la escasa noche.
Ellos amamos estrellas fugaces
y telarañas blancas de rocío,
por rumor,
desinteresadamente,
ruinas de un poder malgastado,
con un motor en la garganta
que escupe piedras y más piedras.

Amigos
Fotografía de Brindavoine2002 (Amistad)

 

 

Ermita de piedra

La ermita era de piedra. En una ventana pequeña protegida por una reja el cristal dejaba pasar el aire. El vacío era sagrado excepto por la imagen de un hombre clavado en una cruz con los pies desnudos y vestido su cuerpo apenas con un lienzo de escayola blanca; su mirada de ojos entornados penetraba en la profundidad del suelo, donde dominaba el espacio cerrado por gruesas paredes de su reino. Rodeando el exterior, hermosos árboles verdes y hojas doradas caídas en la tierra, muertas, pero no crucificadas. Montaña abajo rodaban piedras grandes que se resistían a convertirse en arena.

Ermita de piedra
Fotografía de Albert Cortel (Ermita)

5. Habitación

Aquí, inconsistente,
un pájaro callado,
un murciélago dando vueltas
encima de las mantas,
una araña a ras del armario,
una lagartija en las vigas
y un escarabajo en el suelo
con las patas arriba,
una mosca ruidosa
desprovista de miedo al frío,
una mínima pulga anónima…
Así de feliz rodeada,
encolerizada poco antes
sin motivo aparente,
espera que te espera
un diamante para tallar
o un bostezo de despedida.

Habitación
Renê Ardanuy on/off (Lonely bird)

9. Despertar

Duele por las mañanas
levantarse temprano,
haga frío o calor,
vestir el cuerpo con el uniforme
y dejar en la cama amodorrada,
haga frío o calor,
esa cálida sombra
compañera desde hace tanto tiempo
de todos tus secretos despertares;
porque su aliento te traspasa vida
aunque no estés presente
en su frágil y lento amanecer.

Despertar
Foto de Andrea Cummins (Madrugada en el bajo)