20. Juicio

Como dejé abierta la ventana
se coló una ráfaga curiosa,
una acaracolada ola de viento,
el reloj parpadeó risueño
al ciclamen morado,
aún se mueve la luz amarillenta,
en una sala ondean dos banderas,
en otra sala el hombre espera inquieto
que su suerte también se mueva,
bosteza mi garganta,
a ras de suelo volaban las hojas
con una piedra blanca entretenidas,
ahora están los ciruelos en flor
y una jarra de porcelana

Juicio
Foto de Alejandra Vaca (Ventana)

pierde el asa al caer.

4. Oración

Oh Dios, no tengo fuerzas
para arrepentirme de nada,
me ofreciste una piedra
por la suerte que sólo es mía,
por unos cuantos millones de células
con los que compartir
tu incesante soplo divino,
me ofreciste tu mundo,
la pertenencia prometida,
invisibles espíritus
tomaron asiento a mi lado,
por eso cuando se estrellaba el agua
contra el suelo lloroso de la fuente,
caducaron los árboles
sus leves hojas secas.

Oración
Autor Maribel Ruiz Marrondo (Niebla matutina en Montserrat, Barcelona)