Ocho

Uno

Era un amor poco sólido, se iba yendo por los resquicios al menor soplo de viento, era intenso, pero indolente. El amor es único. Éste fue uno de ellos.

Carta de otoño

A solas conmigo misma, me hiere la blancura del papel, ¡qué contarte, si has venido de tan lejos! ¿Qué el tiempo es benevolente?, ¿qué los árboles se desprenden de sus hojas secas?, ¿qué las estrellas parpadean con luz fosforescente?, ¿qué tengo una casa donde siempre podré cobijarme de la lluvia?…

El hombre, la mujer y el árbol

Un hombre amante, dulce y cariñoso, susurrando palabras tiernas al oído, no es un hombre, es un árbol. Era una mujer morena, alrededor suyo se movían las hojas de los árboles que caían, dice que lánguidamente.

 

25. Así la vida

Nada termina con definición
pues la grandeza surge de la nada.
Sumergidos hasta el pescuezo
nuestras ropas las seca el aire.
La fuerza de la superficie empuja
sobre las pasiones del alma.
Purificada por los elementos,
la vida, así la vida eterna,
la eternamente viva desnudez,
nos ampara al cabo del tiempo.

asi la vida
Foto de jqmj Queralt (El pi de Formentor)

Ando y ando

Ando y ando, estoy sola, me canso, busco el conocimiento de “mí”, me aligera la idea de libertad, me asusto, no estoy huyendo, solo ando y ando, no estoy sola, veo a tanta gente, me rodean tantos caminos, me dan fuerza, no me asusto, solo espero en la meta la tranquilidad de espíritu.

ando y ando
Foto de Mariano Mantel (En el caos urbano)

24. Gaviotas

Sobre la fuente vuelan las gaviotas

Atormentado corazón:

entre las ramas secas de los árboles

te doy permiso para amar

contra el coloreado atardecer,

y para ser amado,

hermosas, del cielo y el mar,

te libero del abandono

nos acompañan tierra adentro

y los nervios encadenados.

para deshacer sus misterios.