21. Siempre

Siempre cuando se necesita poco
tienes más de lo necesario.
En la ciudad la vida es rápida,
uno se puede preguntar
qué prisa tiene y no tener,
puede uno buscar mariposas,
escuchar el paso del viento,
oler pétalos blancos de magnolia,
recuperar el paisaje lejano,
seguir la danza de las nubes,
dar pan seco a los peces,
descansar tumbado en la hierba,
bajo la lluvia caminar,
y siempre, generalmente,
cuando se necesita poco,
tal vez tenga uno tiempo de saberlo.

21. Siempre
Foto de Antonio Vergara (Torre de la Mora, Tarragona)

Prisa

Prisa no tengo prisa, la lluvia cae plácidamente, pero tengo docenas de puntos imaginarios repartidos por la habitación, que unidos en el techo a las docenas de líneas rectas que la atraviesan de puerta a ventana, total, que me encandilo como si tuviera prisa.