5. Ahora

Ahora que es cálido el viento, ahora que empieza el bullicio y la renovación se exalta, me apoyo en tu hombro y me cobija. Ahora que tienen sentido todos los años de mi vida, todo el amor de las palabras, Dios, agradezco tu presencia desde dondequiera que esté y hacia dondequiera que vaya.