26. Tregua

La niebla empapa el intermedio,
la tierra tiene prisa en la quietud.

Mientras avanza se espesa la niebla,
la quietud desconoce el tiempo.

Las lunas y los soles
simulan un encuentro,
apenas un dócil resumen
de tantas vueltas olvidadas.

Anuncios

25. Así la vida

Nada termina con definición
pues la grandeza surge de la nada.
Sumergidos hasta el pescuezo
nuestras ropas las seca el aire.
La fuerza de la superficie empuja
sobre las pasiones del alma.
Purificada por los elementos,
la vida, así la vida eterna,
la eternamente viva desnudez,
nos ampara al cabo del tiempo.

asi la vida
Foto de jqmj Queralt (El pi de Formentor)

Ando y ando

Ando y ando, estoy sola, me canso, busco el conocimiento de “mí”, me aligera la idea de libertad, me asusto, no estoy huyendo, solo ando y ando, no estoy sola, veo a tanta gente, me rodean tantos caminos, me dan fuerza, no me asusto, solo espero en la meta la tranquilidad de espíritu.

ando y ando
Foto de Mariano Mantel (En el caos urbano)

24. Gaviotas

Sobre la fuente vuelan las gaviotas

Atormentado corazón:

entre las ramas secas de los árboles

te doy permiso para amar

contra el coloreado atardecer,

y para ser amado,

hermosas, del cielo y el mar,

te libero del abandono

nos acompañan tierra adentro

y los nervios encadenados.

para deshacer sus misterios.

23. Música

Notas del pentagrama, aún se alarga la noche
de frío amodorrada, las ruedas casi niegan
el camino habitado por pájaros hambrientos,
el aire se estira en silencio
hacia las copas de los árboles.
En un día gris convertida,
suena música por el hombre amado,
la piel sumisa olvida sus fronteras,
cadena de limpios abrazos,
un río dulce la vida sucede.

23. Música
Foto de Gisela Giardino  (Sing is Everywhere)

22. Consuelo

Reciente de sucesos inestables,
rumores, animales y futuro,
consciente de su tacto,
otras dudas reales
se acomodan en su lugar.
Constelaciones y temores,
pulgas acróbatas, saltos de altura,
misiones superadas,
voluntad de poder,
todos en fila esperando su turno.
Sinfonía elegante y despeinada
concertada a los ritmos de sutura,
el director de la escena abre su alma,
parches relativos la adornan.
El consuelo en el Dios
hábil y novedoso,
no se agota bajo ningún pretexto.