18. Solidaridad

A l’Escola Annexa Joan Puigbert

Es de dominio público,
en el patio, los niños blancos
dibujan con sus cuerpos
una paloma de la paz,
ellos se mueven, hablan y se ríen,
el ave permanece quieta y muda,
han escrito mensajes
a los habitantes del mundo,
deseos inspirados
en el sueño eterno del hombre,
aunque tal vez eterno sea el juego
de dejar escapar de entre sus manos
un centenar de globos
hacia la luz del cielo gris,
el silbato, ya es la hora,
las palabras vuelan y aplauden.