18. El sol estaba ya

El sol estaba ya en el cielo
a segunda hora de la madrugada,
brillando y calentando
y reventando de calor
para callarnos la boca reseca,
se presentaba desafiante
para molernos con sus rayos
por todo el día, todo el santo día,
el viento sofocante,
desde el balcón, los pájaros
pajarillos y pajarracos
volaban alto dibujando círculos
de color amarillo,
piando amenazadoramente.

2 comentarios sobre “18. El sol estaba ya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s