25. Se abre una puerta

Una puerta oxidada se abre,
la herrumbre y los chirridos
despiertan mi memoria.

No envejezco, maduro
para alcanzar la plenitud,
alegre merodeando el camino
al son de la locura
y respirando luz de tiempo,
oscuridad y luna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s