El profeta

El profeta fumaba despistado, quizás se había equivocado de planeta: en el folleto decía bien claro que los terrícolas eran seres inteligentes y sensibles, pero nada decía de sus fuertes cuerpos físicos, y él no podría conquistar una civilización donde no se luchara en igualdad de condiciones.
El profeta era un ser con fuerza y antes de predicar sus evangelios, hizo footing, como todo el mundo.

El profeta
Foto de Stròlic Furlàn – Davide Gabino (Jogging senza età)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s