Noche de gatos

Aquella noche la gata parda estaba maullando debajo de un coche. Aquella era una noche de gatos: un ejército de gatas en celo maullaban solemnemente bajo la luna llena; por lo menos había una aunque el eco de la desierta calle estrella confundiera a un ejército de gatos que lo mismo trepaban a las verjas de los jardines que corrían por encima de los coches aparcados; por lo menos un par de ellos habían porque poco después se enzarzaban en una pelea de mordiscos y zarpazos a cual peor.

Noche de gatos
Foto de Santi P. A. (Reunión oscura)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s