Comercio interpersonal

Como, digiero, luego existo: el pan frito está bien para las abuelas, incluso los niños pueden disfrutar de él, pero puestos a escoger, me quedo con la samfaina y con el mero, más que nada porque pocas veces los saboreo.
Preferir una cosa a otra está bien a determinadas horas del día, en cambio, el resto del tiempo, más nos valdría no desear nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s