Sesión de relax

Ahora acuéstate sobre tu espalda y dibuja con tu cuerpo una estrella de cinco puntas, del centro emite un sonido, dirígelo hacia la altura, respira profundamente hasta que el aire choque con tu ombligo y devuélvelo al aire ahuecando tu abdomen, expirando con toda el alma para reunirlo con el grito desahogado de arriba, olvídate de que estás rodeado.
Ahora recurre a tu instinto para acomodar los huesos dentro de los músculos, indispensable mullir y sacudir el envoltorio de carne para ablandarlo.
Por último, pon tus sentidos de manera que tus no-sentidos atraídos por el simple existir vegetal, sientan deseos de conocerte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s