12. El cometa

Cuando la luna humedecida
se aparece en las soledades,
partículas suspendidas de insomnios
silenciosamente brillantes
se agarran a la cola del cometa
y reposan el tiempo del letargo,
a veces con crudeza,
otras con suavidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s