12. Solsticio de invierno

Hacia las ocho llegó el invierno,
la cama absorbe mi cuerpo caliente,
¿desde cuándo las horas
no detienen su marcha
y no caen al suelo
las ramas plateadas?,
la luz aquí es tan brillante
y la ropa húmeda la extiendo,
ensancha un pájaro su pecho azul
en las piedras ahora gris oscuro,
la enorme excavadora
reflexiona los muros
nadie se queja, han huido
varias veces al día,
el demonio del hambre aprieta,
di que viajarás a mi sueño,
el viento frío cortaba la cara,
cerca empezaba de nuevo un minuto.

Solsticio de invierno
Autor Pedro Agudo Calleja (Atardecer en el Maresme)

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s