Higiene

Para nosotros lo más importante es lavarnos las manos; nuestras uñas están negras de mierda por dentro y sufren un daño irresistible si tienen que soportarla durante mucho tiempo.
Estamos sentados, como lelos mirando hacia un punto indefinido; la lluvia sigue sonando, solo una mosca juega a romper el equilibrio de miradas dispuestas en desorden.
Lo que ella no logra, lo logran los vicios genuinos que tenemos.
Así que cuando la ruleta empieza a girar apostamos a un número (la bola juega para si misma porque siempre gana) y uno de nosotros puede salir a la carretera a despelotarse delante de un coche para morir desnudo como nació.
La suerte a veces parece injusta, creemos que todos somos iguales, que todos somos diferentes; pero es imposible que el azar determine quien merece o quien desmerece: todos estamos llamados a morir y ser olvidados tarde o temprano.
Y lo dejamos así, si podemos lo hacemos, si no podemos, nos acostamos temprano que mañana será otro día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s