6. Alma nuestra

Alma nuestra, dependes del silencio,
acaricias entonces
una sonrisa embriagadora,
abandonas tu encierro desbordado
y tal como liberas lágrimas
te desentiendes del paso del tiempo,
quieta, sumisa, anunciadora,
conoces tanto de la oscuridad
que sin querer la alumbras.
Toda esta lucha abre la puerta
y corre el aire fresco de la noche
y nos susurras cadenciosamente,
ni desesperando estamos solos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s