2. Pasa una página

Pasa una página de nuestra vida,
es el viento, todo lo mueve,
las horas de recogimiento,
también la desconfianza.

Adormecidos somos esos cráneos
sangre de nuestra sangre,
vacíos de verdad, ensimismados
y desheredados al máximo,
sin padre, sin madre, sin hijos,
en humana tertulia
con los espíritus flotantes.

Por crujidos de suciedad
somos a nuestra suerte abandonados
o lágrimas redondas
y nada nos importa,
el viento todo lo mueve a su paso,
el suspiro sucede,
mira que dulce la bondad exhala
y nada, no perdemos nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s