Dos hermanas

Dos hermanas
Autor Maribel Ruiz Marrondo (Delicatessen en New York)

Dos hermanas se conocieron a los 80 años de edad y no se alegraron en absoluto al verse por primera vez.
Tiempo atrás ambas se ruborizaron cuando un novio que tenían les confesó que las amaba a las dos por igual.
Por aquel entonces ellas desconocían su parentesco y se odiaron como se odia con el virus de la envidia y vieron morir de pena al joven que no tuvo otra opción, pues no podía casarse con las dos a la vez y ninguna quiso ceder.
Así pues, el único varón hijo de una familia de comerciantes, ajeno a la realidad que le circundaba, murió a la edad de 27 años presa de una indecisión irrevocable.
Por otra parte, los padres de las chicas habían muerto anteriormente, la madre al nacer su segunda hija, 10 meses menor que su hermana, el padre, cuando las niñas tenían 2 y 3 años, víctima de un error del servicio de seguridad para el que trabajaba.
Quizás pueda parecer una historia triste, pero mirándola desde el punto de vista del encuentro es sinceramente alegre.
A la edad de 82 años las dos hermanas se reconciliaron después de comprender la inutilidad del rencor.
Se dieron a la buena vida y, actualmente, se las puede ver a las dos, más jóvenes y radiantes que nunca, en el Museo de Cera de la ciudad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s