1. Días grises

Son demasiados días grises
para las pasiones insomnes,
aislamiento, agua sucia.
Pletóricos de hierba verde
desprenden el amarillo los campos,
los troncos de los árboles dilatan de negrura,
la lluvia, cómoda en la superficie
se redondea como un vientre
y nosotros lanzando espumarajos
desde el centro del universo,
poderosos de prepotencia,
homínidos astutos más que humanos,
personajes ambiguos de miseria
ante la tierra abriéndose camino,
pobres al desenterrar la sospecha
de que después de todo, el suelo  no es de nadie.
Y caminar despacio, despertar a los líquenes,
desenraizar el musgo anidado en la sombra.

Días grises
Autor: Antonio Ruiz Marrondo
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s